Sebastián Borkoski y "Los diablos blancos" llegaron a la feria del libro alemana


Durante su paso por Europa, el autor misionero dialogó con PRIMERA EDICIÓN y reflejó su gratitud ante la invitación. Fue parte del stand que representó a la Argentina.


El domingo 23 culminó en la ciudad alemana de Frankfurt la Buchmesse, la 68ª edición de la Feria del Libro más grande del mundo, una feria que se lleva a cabo en esta ciudad alemana todos los años, y que ya lleva una tradición de alrededor de 500 años. Invitados de honor de este año fueron Flandes y Holanda, los cuales se presentaron bajo el lema “Esto es lo que compartimos”.



Del 18 al 23 de octubre se encontraron en el enorme recinto de la feria de Frankfurt más de 7.100 exhibidores de cientos de países, 275.000 visitantes y tuvieron lugar más de 3.200 eventos, entre ellos, charlas, conferencias y entrevistas. Es el evento editorial más importante del mundo.

La feria se había inaugurado el miércoles pasado con una ceremonia a la que asistieron los reyes de Bélgica y Holanda, el presidente del parlamento europeo, el intendente de Frankfurt y varios escritores, entre otros. Varios de los discursos en la apertura de la feria tuvieron un carácter marcadamente polí­tico: además de los últimos eventos en Turquía y el recrudecimiento de las censuras en muchos países, el debate abarcó temas como el de los refugiados y la necesidad de Europa de ser más abierta y solidaria.

Argentina participó con un stand propio de 128 metros cuadrados decorado con fotos y frases de Borges, Bioy Casares, Alberto Ginastera, Cortázar y varios otros artistas.

También estuvo presente en la feria el escritor misionero Sebastian Borkoski, exhibiendo su nuevo libro “Los diablos blancos”, que fue llevado por la Editorial Beeme.

El escritor, durante su paso por Europa, dio una entrevista exclusiva para PRIMERA EDICIÓN destacando su experiencia en esa mega feria con la mirada del mundo.

¿Cómo fue la experiencia en la feria del libro de Frankfurt?
Mirá, podría decirte que fue un orgullo ver mis trabajos exhibidos en el espacio de Beeme junto a otras editoriales del país en el stand argentino dentro de la feria. La enormidad de la feria intimida. Es inabarcable (al menos en los dos días que estuve) está muy abocada a la parte editorial y de producción. Vi muchas empresas especializadas en la impresión ya sea para editoriales grandes y no tanto. Eso es algo que no vi mucho en otras ferias. También me llamó la atención el museo con libros antiguos y libros que asemejan a los antiguos a precios altísimos.

¿Qué fue lo que más te gustó de la feria?
La unión de todos los países fue lo que más me gustó. Poder ver tantos stands de tantos lugares diferentes del mundo todos exponiendo trabajos.

¿Qué rol crees que juega la literatura en la unión de personas de todo el mundo?
La literatura tiene un rol fundamental, principalmente porque, como otras expresiones artísticas, nos permite compartir, conocer otras costumbres, otras regiones y también buscar los colores locales y regionales que cada trabajo literario le da a las cuestiones universales, a los temas que nos interesan como seres humanos sensibles.

¿Cuáles son tus próximos proyectos literarios?
Me gustaría publicar un libro de relatos breves, juntar los que fueron publicados en antologías y sumarles algunos nuevos. También estoy trabajando en una novela pero eso va a llevar más tiempo.

Fuente: Primera Edición