Sebastian Borkoski en "Sin Siesta"

Sebastián Borkoski, un invitado de lujo por el día del escritor



Borkoski es un escritor misionero, autor de dos obras literarias: “El puñal escondido” y “El cetrero nocturno y otros cuentos”. En día del escritor tuvimos su agradable visita así que aprovechamos para preguntarle acerca de su pasión por la escritura con tintes misioneros.

¿Cuándo surge esa pasión por la escritura? “A través de la lectura. No de otra forma. Me acuerdo que comencé con unos relatos cortos, pequeños cuentos, ensayos cuando tenía 12 o 13 años… Daba vergüenza decir: escribo en mi casa . A una edad que hay que jugar al fútbol, hay que asociarse, salir de casa… Parte básicamente del amor a la lectura”

¿Con que edad comenzaste a leer? “Empecé a leer bastante antes, pero no libros llenos de letras. Arranque con las historietas como: Columbia, Nipur de Lash, Saravese, Aquí la Legión… Me acuerdo de haber pasado horas leyendo estas historietas. No creo que exista escritor sin lectura”.

¿Escritores de la provincia que te hayan influenciado? Alguno que te gusta… “Olga Zamboni me ayudo muchísimo, opinando y criticando constructivamente muchos de los escritos que yo le había acercado en un primer momento… ella me ayudo mucho por ese camino. También lei muchos de sus cuentos y poemas. La novela “Río oscuro” de Alfredo Varela también me influenció mucho porque vi en esta novela, una manera de narrar algo con color local. Una novela solida, fuerte, muy penetrante. En el momento que escribí “El puñal escondido” me entusiasmo más para escribir algo local. Lógicamente todo lo que escribió Quiroga ambientado en la provincia es de gran ayuda”.

¿Cómo es la producción de tus obras? ¿Tenes algún un papel que lo llevas a todos lados? ¿Cómo es? “Ya no escribo manuscritos porque es muy fácil en la computadora lógicamente. Uno se sienta y está en su computadora y escribe. Igual me cuesta despegarme de ese lado romántico de la escritura a mano. Tengo pequeños blocs de notas donde voy anotando o por ahí justo estoy leyendo algún libro que me interesa o estoy viendo alguna película y anoto cosas que me llaman la atención. Hasta en la música misma, a veces voy a ver un recital de música, por ahí música clásica –viste que tiene mucho de pasajes de alguna historia -, es increíble cómo se van conectando. Entonces la inspiración aparece y hay que tener algo para anotar. Hoy en día hasta algunos celulares tienen para anotar ahí, sino le mando mensajes de texto a mi novia y no entiende nada. Pero es algo que se me ocurrió en el momento y mande para no olvidarme… Lo lindo del arte es eso, como uno va interactuando con otras obras”

Sebastián nació en Posadas, Misiones, en el año 1981. Sus abuelos eran colonos, por lo que pasó gran parte de su infancia visitándolos y de ese modo conoció la vida en el interior de la provincia. Con 18 años se mudó a Buenos Aires donde se recibió de ingeniero industrial y trabajó hasta el año 2008, cuando decidió interrumpir su carrera profesional para dedicarse a recorrer el continente americano. Durante su viaje consolidó su pasión por la escritura y comenzó a darle forma su primera novela cuyo escenario es la tierra roja misionera. “El Puñal Escondido”, publicado por Editorial Beeme en el año 2011, obra cuyo eje central es un crimen que se desarrolla en la selva misionera, narcotraficantes de por medio, y cuyo sentido se va tejiendo misteriosamente durante la narración. En 2012 publica “El Cetrero Nocturno y otros cuentos” en esta obra podemos encontrar historias diversas que se reúnen en esta propuesta. Desde un pájaro de extraño comportamiento, que llena las horas solitarias de un sereno hasta que la relación debe terminar de manera abrupta hasta la curiosidad desmedida de un hombre que lo lleva a ser prisionero de una extraña pesadilla.

Fuente: Sin Siesta