Del papel a las tablas - Nota en El Territorio

Kohner, López y Main, aplaudidos por la crítica teatral.

El cruce es la obra teatral entrerriana del grupo Teatro del Bardo, inspirada en el cuento homónimo del misionero Sebastián Borkoski. La historia llevada al teatro causó sensación en Entre Ríos al punto que fue elegida para representar a la provincia mesopotámica en la última Fiesta Nacional del Teatro realizada en Mendoza.

Allí fueron la gran sorpresa del evento que nuclea a teatristas de todo el país y fueron alabados por la crítica nacional. “Los tres actores (Juan Kohner, Toño López y Andrés Main), dirigidos con precisión y frescura por Gabriela Trevisani, se meten a la platea en el bolsillo -al minuto cero de comenzar- con su candidez, su entrega física y emocional. Son tres hermanos que huyen, recorren montes, cruzan ríos y fronteras mientras relatan, cantan e interpretan de infinitas maneras las razones de su estampida. Entre los tres arman un relato musical hipnótico y divertido al que no le faltan ternura y emoción. Una belleza”, plasmó el matutino La Nación.

La obra toma el eje principal del cuento que es la partida de tres hermanos que tienen que exiliarse por haber agredido a una persona de mucho poder e influencia en el lugar donde vivían. La obra de teatro es la excusa para contar nuevas historias, nuevos relatos que no son parte del cuento pero que están allí.

Así, ayer se presentaban en la ciudad de Córdoba en el quinto girart del Mercado de Artes Escénicas ante productores de distintos puntos del mundo. “Vamos a mostrar un fragmento ante 40 productores internacionales. Quizás alguno se interese y podamos viajar, ese es uno de los motivos, movernos y conocer otros lugares y formas de hacer teatro”, contó Kohner a El Territorio antes de subir a las tablas. El viernes estarán en la capital provincial con tres funciones escolares casi agotadas y una abierta al público en general a las 21, en la Sala Tempo. Esto anticipó Kohner a este matutino.

¿Cómo está yendo la gira y con qué expectativas llegan a Posadas?

Felices porque es un espectáculo que estrenamos hace ya un año y lleva alrededor de 90 funciones. Estamos muy deseosos de llevarlo a Posadas porque el cuento que ha inspirado el espectáculo proviene de ahí, el autor es Sebastián Borkoski y también está cruzado con relatos de Horacio Quiroga, así que tiene que ver mucho con Posadas y la zona de frontera.
Además las repercusiones de la obra son cada vez más sorprendentes para nosotros. Estuvimos representando a Entre Ríos en la Fiesta Nacional del Teatro y la verdad es que nos ha ido muy bien. La obra ha sido mencionada en la crítica nacional algo que no es habitual para un espectáculo del interior del país. En Misiones programamos cuatro funciones, tres de ellas en horario escolar, porque están destinadas a alumnos de nivel medio, que es el contexto donde más trabajamos. Tenemos 18 años de existencia y vivimos de hacer funciones en contextos pedagógicos, básicamente con adolescentes.

¿Por qué trabajan con adolescentes y cómo toman los chicos la obra?

La resonancia que el espectáculo está teniendo en el contexto de las escuelas es fabuloso. Nos sorprende muchísimo la forma en que disfrutan ellos. Eso tiene que ver con que nosotros hace 18 años que hemos decidido vivir del oficio y hemos encontrado en las escuelas un público permeable a nuestra forma de entender el teatro y ha signado una estética. No caprichosamente elegimos la literatura como pretexto para construir una obra teatral y sabemos que eso puede ser el puntapié inicial para que dentro del contexto del aula se trabajen contenidos que habitualmente resultan tediosos. O trabajados desde el pizarrón aburren más que estimular a la búsqueda de otros lenguajes. En este caso particular nosotros hacemos una actividad previa. De hecho hay un compañero nuestro que ya está recorriendo escuelas de Posadas haciendo una actividad de estimulación para los alumnos que verán el espectáculo el viernes. Y ese primer encuentro tiene que ver con la escritura y la literatura creativa. Los estimulamos a escribir y después que ven la obra debatimos con ellos. Básicamente lo hacemos porque creemos que la educación artística ha sido eternamente relegada de la curricula educativa, esa es nuestra militancia. El arte es una forma de generar conocimiento.

¿Cómo llegan a Sebastián Borkoski y a este cuento?

Lo conocimos en un evento que se llama “De la idea a la puesta”, un evento que se produce en Posadas a partir de la gente del Espacio Reciclado. En uno de esos encuentros se reunieron Toño López con Sebastián y Carolina Gularte e hicieron un esbozo en base a uno de los cuentos de Sebastián. Ahí quedamos impregnados con su literatura y cuando decidimos como equipo trabajar los tres actores tomamos como punto de partida El Cruce. Teníamos muchas ganas de trabajar sobre Quiroga, así que decidimos seguir trabajando con él que siempre fue muy generoso con nosotros. Nos prestó sus textos sin problemas. Sus escritos terminan siendo un disparador que estimula la construcción de otro lenguaje.

¿Cómo toman el reconocimiento que están teniendo?

En principio disfrutándolo porque siempre que se reconozca el trabajo es un aliciente y un estímulo que nos incentiva a seguir mejorando. Queremos seguir sacándole el jugo a este espectáculo.

Fuente: El Territorio